Bicicletas de crucero

Enero 31, 2017 | | Comentarios desactivados en Bicicletas de crucero

La elegancia de las bicicletas de crucero carece de parangón. Con una barra que suele ir directamente hacia la rueda trasera, en vez de al sillín, como en las bicis normales, las bicicletas de crucero poseen una estampa propia e inconfundible que les hace ganarse el cariño de millones de amantes del universo ciclista o cicloturista.

Su particular estética fue muy popular allá por los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo, llegando a convertirse en toda una referencia para quienes optaban por usar la bicicleta como vehículo de paseo y de esparcimiento relajado. No obstante, en su posterior evolución, la de crucero es una bicicleta que ha quedado clasificada y ubicada tal vez a medio camino entre la bici de montaña y la urbana.

Con un sistema de frenada que ha respondido históricamente al mecanismo del contrapedal, la bicicleta de crucero ha venido careciendo de cambios mediante platos y piñones, por lo que la frecuencia de pedaleo siempre era la misma. Con el paso de las años, estas bicicletas, también conocidas como playeras, cruisers o beach cruisers, empezaron a venir ataviadas con neumáticos de un grosor importante; el amplio diámetro de las ruedas propició que muchos jóvenes decidieran apostar por la bici de crucero para hacer virguerías y para trepar por rampas y escalones.

Pero como no podía ser de otro forma, las décadas han pasado y, tres cuartos de siglo después del agua de las cruisers, la leyenda de estos transportes de paseo sigue imperturbable. En nuestros días, suele emplearse para acompañar y trasladar objetos, ya que puede poseer una cesta o un portaequipajes. La estampa de ver en zonas de playa a ciclistas portar una sombrilla en la parte trasera da una buena idea de por qué se las ha venido llamando también playeras. En California siguen siendo amadas por todos.



Comments are closed