Aunque parezca obvio esto se va a empezar desde el momento uno con consejos, no vamos a decir que te tienes que comprar una Giant de 2000 euros pero sí que vamos a dar algunas claves y empezamos por las BTT:

  1. El mantenimiento. Que sí, que parece obvio, pero si no llevas un buen ajuste de tu bicicleta puedes ser más propenso a sufrir accidentes, un mantenimiento básico de tu bicicleta es esencial y tampoco te va a costar ni mucho dinero ni mucho tiempo. Al fin y al cabo, nosotros somos el propio motor del vehículo y no nos cuesta nada mirar y remirar las ruedas, los cambios, las suspensiones o la cadena. Hay que tener ojo si hemos sufrido alguna caída con el cuadro o el manillar, porque pueden deformarse.
  2. Sal en grupo. Venga, en serio, que se puede salir solo, pero en grupo suele ser más divertido, incluso puedes picarte con algún compañero para que se te haga más ameno. Si tienen más nivel que tú, mejor que mejor, no solo van a tirar ellos de ti (se supone que tú también das relevo) sino que te pueden dar consejos y trucos a la hora de trazar curvas, de usar el freno o de saltar.
  3. La cadencia de pedaleo. Dale, dale, dale… no es fácil mantenerte en una cadencia fija en una bici de montaña, pero se puede intentar en los tramos más equilibrados. Marca un ritmo en tu cabeza o sigue el ritmo que marque el de delante. Si lo haces de una manera irregular te cansarás más y posiblemente dañes hasta a tu bici.
  4. Elije bien la ruta. No te creas que eres Jose Antonio Hermida y te metas a subir al nacimiento del Río Pelagallinas en la sierra de Guadalajara del tirón y el primer día. Ve adaptando tus salidas a lo que puedes hacer con tu cuerpo.
  5. Para mejorar, repite. Sí, repite, sal un día y otro y otro incluso úsala en tu día a día. Baja bordillos, escaleras salta en los resaltos de las calles, ve ganando confianza y esto te ayudará a la hora de afrontar cualquier sendero que creas que está pasado de vueltas.